jueves, 20 de agosto de 2020

No querer colaborar

 

           




Cuando sientes que no hay partido político que te represente.

Cuando se venden armas como si fueran caramelos y se obliga a menores y a adultos a asesinar.

Cuando con tu consumo financias explotación y miseria humana y animal.

Cuando dedicarte a algo por vocación es prácticamente imposible.

Cuando la sumisión y el miedo dominan el mundo.

Cuando los estigmas y prejuicios dominan a la razón.

Cuando estudiar es un lujo y el trabajo una cárcel.

Cuando las relaciones están condicionadas por intereses y no movidas por la solidaridad.

Cuando ni tu cuerpo ni tu pensamiento son propios, teniendo que ajustarse a los criterios de normalidad.

Cuando pierdes la motivación porque han anulado tu creatividad.

Cuando las crisis económicas son estrategias, y las personales impotencia.

Cuando las etiquetas pretenden decirte quien eres.

Cuando opinar es un delito y la comunicación manipulación.

Cuando la violencia se aprende mejor que el abecedario.

Cuando no has elegido como vivir y, finalmente, te mueres.

Cuando la única salida que encuentran muchas personas es el suicidio.

Cuando te destruyes a ti misma y al planeta.

Cuando se llama plaga a otras vidas.

Cuando mueren personas en busca de un futuro mejor.

Cuando el amor es un negocio y no una realidad.

Cuando miramos a alguien y solo buscamos defectos.

Cuando competir es una norma y colaborar una excepción.

Cuando tiramos comida y alguien se muere de hambre.

Cuando la propiedad solo beneficia a unos pocos.

Cuando defendemos ideas que nos perjudican y formamos parte de lo que nos destruye.

Cuando preferimos una venda a una verdad incómoda.

Cuando somos cómplices de colaborar con el egoísmo.

Cuando la paz y el respeto son utopías.

Cuando pensamos que una utopía no puede hacerse realidad.

Cuando no estás conforme con todo esto y con más.

Cuando no quieres colaborar, ¿dónde te metes?

Páginas vistas en total

Follow by Email